Aloe Vera para tu salud

Aloe Vera

El Aloe Vera también se conoce con el nombre botánico de aloe barbadensis miller, pero el nombre de Aloe Vera se usa más comúnmente. El líquido en las hojas es muy amargo. "Aloe" proviene de la palabra árabe "Alloeh" que también significa amargo. "Vera" significa verdadero en latín, para resaltar las cualidades especiales de esta planta.
Originalmente, el Aloe Vera se encontró en las regiones del norte de África, Oriente Medio y el sur de Europa. A principios del siglo XVI, los exploradores y conquistadores españoles llevaron a Aloe Vera en sus viajes a Sudamérica y el Caribe. Hoy en día, el Aloe Vera se puede encontrar en todo el mundo donde se cultiva ampliamente con fines comerciales.


El Aloe Vera consta de tres capas:
1. La corteza (piel de la planta), es la parte exterior de la hoja de Aloe Vera.
2. Aloína, también llamada "sangre" de la planta, se puede observar al cortar la hoja de Aloe Vera.
3. El filete, es la parte transparente e interna de la hoja de Aloe Vera.

¿Qué hace que la planta de Aloe Vera sea tan especial?


El Aloe Vera consta de más de 75 componentes bioactivos.


Estos componentes se dividen en diferentes secciones:
• polisacáridos
Los polisacáridos son conocidos como la verdadera "magia" del Aloe Vera, pero más conocidos como carbohidratos. No solo mejora el sistema inmunológico y es parte del transporte de energía dentro del cuerpo, sino que los polisacáridos también aumentan el funcionamiento del hígado, regulan el sistema digestivo y mejoran la cicatrización de heridas.
• Vitaminas y minerales
Vitaminas: A, C, E, ácido fólico, complejo B, B1, B2, B3, B6 y B12
Minerales: calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, sodio, hierro, potasio, cobre y manganeso.
• Aminoácidos
El aloe vera contiene 18 de los 22 aminoácidos, incluidos los 8 más importantes. Estos aminoácidos se combinan dentro del cuerpo para formar proteínas que ayudan al cuerpo a crecer o reparar el tejido corporal.
• Antioxidantes
• antraquinonas

 

Beneficios más importantes del aloe vera

Internamente:
1. Ayuda a reducir el cansancio y estimula el sistema inmunológico
2. Mejora la digestión y limpia el tracto digestivo
3. Ayuda a reducir la inflamación (de las articulaciones) y combate las infecciones bacterianas y virales
4. Actúa como un desintoxicante natural del cuerpo
5. Estimula una piel sana
6. Ayuda al sistema cardiovascular
7. Ayuda a manterner un equilibrio saludable de azúcar en sangre, lo que es conveniente para personas que padecen diabetes.


Externamente:
1. Reconstrucción de la estructura de la piel.
2. Penetración transdérmica. Debido a la gran absorción de Aloe Vera, todos los aceites presentes en los productos son absorbidos fácilmente, en lugar de crear una capa sobre de la piel.
3. Ayuda a restaurar la piel dañada y a fortalecer la estructura. Es por eso que la planta de Aloe Vera también es un gran curador de heridas y una gran ayuda cuando alguien tiene la piel quemada.
4. Ayuda a curar afecciones de la piel, tales como: psoriasis, eccema, acné, alergias solares, picaduras de insectos y gonorrea.


En Curaloe solo usamos Aloe Vera puro cultivado y procesado en nuestra propia plantación para aprovechar de manera óptima sus propiedades terapéuticas. No concentramos ni reconstituimos la planta de Aloe Vera. Las formulaciones de todos los productos Curaloe tienen 1: 1 de Aloe Vera puro como ingrediente principal y en niveles muy altos para maximizar su efecto terapéutico en la piel. Esto significa que ninguna forma concentrada de Aloe Vera en polvo o líquido se reconstituye con agua purificada, pero solo el 100% del gel vegetal puro se usa en nuestros productos. Muchos productores de Aloe Vera usan concentrado en polvo de la planta separando el líquido del Aloe Vera (mediante cocción o congelación). A partir de entonces, el polvo restante se mezcla con agua, dejando pocos componentes bioactivos (nutrientes esenciales) en el producto final.